Apuntes de magia de mi luna de miel

Acabé de terminar mi luna de miel, un espacio de tiempo maravilloso que la vida me regalo con el hombre de mi vida. Además de todo lo esperado en las lunas de miel – 😉 – pude descansar, leer, meditar y también escribir algunas páginas del libro sobre magia que tengo la ilusión de publicar en unos meses. Les comparto algunos de los apuntes que escribí en estos días para el libro.

Los hombres y mujeres más visionarios, innovadores y exitosos de nuestra era usan la racionalidad y la lógica pero siempre van varios pasos más lejos, van más allá de los límites aparentes, de los límites impuestos por nuestro pensamiento. Albert Einstein, Steve Jobs, Elon Musk, Richard Branson, Oprah Winfrey, Bill Gates y muchos otros han hablado del poder que les da oír su intuición, o de impulsos de su corazón, certezas que les llegaban y pasiones más allá del entendimiento, que los han llevado a crear lo que a la mayoría le parecía imposible.

A ese poder, que se convierte en fuerza creadora y transformadora de cualquier realidad, es a la que llamo magia. La tenemos todos y detrás de ella está Dios.

Precisamente ahora, en plena luna de miel en esta isla-paraíso de Providencia, siento intensamente la existencia de esa magia de Dios. Estoy con el hombre de mi vida, que si lo hubiera pedido por Amazon con todas las características posibles y deseadas, no hubiera sido tan perfecto para mí, para ser mi compañero de vida y vidas. Juan llegó a mí por la magia del amor, la magia de Dios. (Estoy en proceso de escribir con todo el detalle el “proceso creador” con el que Juan me llegó, para compartirlo en el libro con quienes están en busca de sus compañeros de vida).

Y acá estoy con él, con el mar de 7 colores en frente que me lleva indudablemente a la evocación de esa inteligencia superior que permite la vida en este planeta. El amor, la bondad, la generosidad humana y la sonrisa transparente que nos hemos encontrado en los raizales también me llevan directamente allí…

Aprovecho este paraíso y entro en meditación dejándome llevar por el sonido del mar. Viene y va como mi respiración. Siento mi corazón en expansión mucho más allá de mi cuerpo. Una energía me rodea y me hace cosquillas sobre mi pecho. Me concentro en ella y me dejo llevar por la felicidad del momento. Siento plenitud y gozo interior. Me siento bendecida y completa. Me enfoco en esa emoción lo más que puedo con agradecimiento, trato de sostenerla hasta que finalmente se va. Cierro la meditación y siento la necesidad y el impulso de pararme rápido a escribir.

Creo firmemente que todos venimos al mundo a servir a los demás, y la manera particular de servir es lo que nos hace únicos y tremendamente especiales en nuestra misión. A este mundo han llegado almas guerreras que luchan desde diferentes oficios y profesiones por nosotros, almas defensoras que nos protegen, almas sanadoras que nos tratan y curan de enfermedades físicas y mentales, almas artistas que nos llevan a la trascendencia a través de la estética, almas que nos entretienen y nos desconectan de los problemas como las de deportistas, actores, cantantes, etc, almas educadoras, almas cuya misión principal es la de darnos conocimiento para ser mejores, y muchas otras…

A punta de hacernos las preguntas correctas, llegamos a respuestas reveladoras. La pregunta máxima para mí: ¿A qué vine yo al mundo? ¿A qué vino mi espíritu? me la respondió con certeza mi corazón en meditación.

Como muchos de mis amigos actuales a quienes la vida nos ha unido, vine a comunicar, a ser instrumento de Dios, para transmitir con palabras el poder que tenemos de crear nuestras propias vidas desde el amor.

Entonces con humildad me dejo llevar en el teclado, con humildad replicó los mensajes de amor que recibo en el alma y trato de evitar que se detengan en mi mente para que no se contaminen. Pongo mis manos al servicio de mi corazón, dejo que las palabras fluyan sobre el teclado lo más directa y rápidamente que puedo. Dios está cada vez más cerca de todos, cada vez toca más almas, no importa si siguen o no una religión. Dios es amor y está conquistando corazones que empiezan a recordar su origen, su esencia, su casa verdadera, y despiertan poco a poco, como un ejército que se levanta a unirnos a todos los seres humanos, en amor, respetando las diferencias, con inclusión verdadera a los marginados, relegados, separados…

Al poder del amor de Dios lo llamo magia porque eso parece exactamente, logra lo que parece imposible y de maneras que uno nunca logra imaginar o anticipar. Escribo entonces para invitarlos a sacar el mago interior que tienen dentro.

Si me voy hacia atrás en mi memoria, llego inevitablemente a concluir que somos magos desde niños. Sí, caigo en cuenta que fui maga desde que tengo memoria, y la magia de la que les hablo es la misma magia en la que creía desde siempre. ¿Les resuena? ¿Recuerdan también haber creído en la magia cuando eran niños? ¿Haber hecho magia?

Lo que me he dado cuenta que pasa es que al volvernos grandes y serios se nos olvida. Nos metemos en la complejidad de la vida y nos ahogamos en los problemas del día a día… y cuando menos nos damos cuenta estamos hasta el cuello del estrés, la ansiedad, las obligaciones, la rutina, en fin, la infelicidad. ¿Y la magia? Por ninguna parte, ni nos acordamos de ella.

Les propongo que se desconecten unos minutos. Respiren hondo, cierren los ojos si así lo sienten y viajen en el tiempo a su niñez. Busquen recuerdos de la magia… Escriban los que les lleguen. Yo, por ejemplo, sabía que si cantaba “Sol, solecito” siempre salía el sol. Lo olvidé muchos años, crecí, me volví seria y todo eso que “toca” cuando somos grandes, pero con la llegada de mi hija, afortunadamente volví a sacar del fondo de mi alma partes de mi niña escondida. Hoy con ella y con mi esposo practicamos el Sol Solecito con fe, cada vez que vamos en carretera y llueve, y hasta ahora nunca nos ha fallado 😉

A mis 8 años también sabía que si llegaba corriendo a la misa que había todos los días a primera hora en mi colegio y comulgaba, pidiéndole a Dios que ese día no me hicieran el examen para el que no había estudiado lo suficiente o no me pidieran justo la tarea que no había hecho, ya estaba segura, ¡esta magia nunca fallaba!. Lo creía y lo creaba, como diría Carol Dweck, la famosa psicóloga y profesora de Stanford.

La magia me enseñó muchas cosas que van en contra de la racionalidad, a las que la ciencia está ya encontrando respuestas: que si compartimos lo que tenemos nos rinde más, que entre más uno da más uno recibe y es infinito, que cuando no hacemos cuentas pero tenemos fe, la plata se estira y alcanza, que la abundancia es ilimitada y nadie tiene que tener menos para que otro tenga más, que el tiempo vuela y se desaparece cuando nuestra mente y corazón no están en el momento presente, pero que también puede estirarse cuanto estamos en absorción plena del ahora.

Aprendí también otra lección anti-lógica pero que cada vez más prueba ser certera: pensar una y otra vez en el “cómo” se harán realidad las cosas que quiero crear es una pérdida de tiempo y de neuronas. La magia siempre nos sorprende con “cómos” inesperados. Lo que sí hay que hacer decididamente es tomar acción día a día hacia nuestro objetivo, siendo mejores seres humanos, perdonando y agradeciendo más, juzgando y criticando menos, siendo brutalmente honestos empezando por decirnos la verdad a nosotros mismos, y ayudando más a los que lo necesitan.

Esta historia continuará. Seguiré juiciosa escribiendo el libro, con todo el amor del mundo y la ilusión de que lo que he estudiado, practicado y me ha servido para transformar mi vida, les sirva a muchos. Abrazos!

Categorías Magia

4 comentarios en “Apuntes de magia de mi luna de miel

  1. Guau Caro, sigo creciendo y entendiendo sobre este proceso, me funciona in cosas muy sencillas. Pero con las circunstancias que vivo ahora difíciles no! Perdí mi trabajo hace 8 meses, las deudas siguen creciendo y no esperan, las obligaciones continúan y no tengo como cubrirlas. Por eso aveces me desconecto y pierdo el rumbo que estoy siguiendo. Gracias por compartir y te seguiré leyendo

    Me gusta

  2. Mi relación con Dios nunca ha sido clara. Intenté acercarme mucho y entenderlo pero siempre me dejaba más dudas e incertidumbre que certezas. Hoy estoy casi seguro que nunca vamos a tener una relación estable. Pienso que es una casualidad fruto del lugar y el momento en que nací que esa relación no se haya consolidado. Aún así he experimentado el poder de magia a niveles supremos de energía y representación aunque deficientemente gestionados en cuanto a la forma de organizarlo y a la manera de gestionar las relaciones personales. Gracias por permitirme recodar esas certezas del poder de la magia. La experiencia y lo aprendido me permitirán gestionar y organizar mejor para volver a creer en esa magia sin olvidar.

    Me gusta

  3. Martha Carvajal julio 24, 2018 — 10:10 am

    Carito!!!! Maravilloso, gracias por este regalo tan bello. Este libro sera una bendicion para todos los que estamos en nuestra busqueda espiritual. Muchas gracias por compartir tu ser y tu experiencia en estas paginas!!! Un abrazo enorme!!

    Me gusta

  4. santiago jaramillo villegas julio 24, 2018 — 1:05 pm

    Hola Caro, te felicito y me gusta mucho lo que escribes. Frases de tu experiencia y entendimiento que se sienten venir de tu corazón y llegando a los corazones de los demas! comparto lo que escribes plenamente.. ¨nadie tiene que tener menos para que otro tenga más¨, ¨ todos venimos al mundo a servir a los demás¨, ¨sí hay que hacer decididamente es tomar acción¨ > vibro con esto> quedo a la espera de mas actualizaciones!! Godspeed!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close