7 aceleradores y 7 frenos para la magia

Anoche me llamó una amiga con la que hace mucho tiempo no hablaba. Es una mujer hermosa, inteligente, valiente y además tiene unos ojos increíblemente hermosos y una voz sexy que derrite a los hombres. Ha sido muy exitosa profesionalmente, llegando a posiciones envidiables en multinacionales y lo más bonito: tiene 2 hijas maravillosas. Dentro de ella hay una gran hechicera con poderes mágicos increíbles. En su corazón ella lo sabe, pero su mente no la deja verla.

Hace un tiempo perdió su trabajo, estuvo unos meses fuera del mundo laboral y ahora está de regreso en un trabajo que no la hace feliz. Siente que está ahí solo por su salario. Y su mente la juzga, la culpa, le manda pensamientos negativos y la hace sentir muy triste…

En la distancia me duele ver que semejante mujer está siendo acorralada por su propia mente. Y recuerdo las innumerables veces que yo también he estado así, teniéndolo todo y sintiendo una profunda tristeza. Cómo salir de ahí para recuperar la magia y re-crear nuestra vida?

Primero y fundamentalmente, volver a la fuente del poder: el amor propio. Reconocer ese espíritu hermoso, lleno de amor y compasión que somos en esencia, y por tanto, reconocernos también como merecedoras de las mejores cosas en la vida.  Mirarnos a los ojos en un espejo y ser capaces de sostenerle la mirada y de hablarle a la que está ahí enfrente con todo el amor. Poder decirle lo buena, inteligente, capaz, hermosa y maravillosa que es hasta que la otra lo crea de verdad. Escribirle también cartas de amor, decirle todas las cosas bonitas que hay en ella y reconocerle todos sus actos de bondad, de servicio, de ayuda a los demás. Agradecerle porque siempre ha hecho lo que consideró que era la mejor opción, con el conocimiento y madurez que tenía en el momento, así se haya equivocado. Y agradecerle también por esas equivocaciones porque de ahí viene el aprendizaje más profundo, que es siempre una ganancia invaluable. Perdonarle de corazón cualquier rencor que guardemos contra ella… Mirarla siempre en cada espejo que se atraviese en el camino con todo el amor que se merece, liberarla de culpas y, en cambio, darle todo el poder que viene con la responsabilidad. La responsabilidad con nosotras mismas nos empodera de verdad y nos lleva siempre a orillas maravillosas. Hacer estos ejercicios de nosotras para nosotras, una y otra vez, hasta que el corazón sienta paz…

Luego hacer listas interminables de todo lo que tenemos que agradecer. Desde el estar vivas y tener el sol y la luna, la lluvia y el viento, las montañas, los árboles, las flores de colores… hasta toda la fortuna de tener alimento, techo, salud y mucha gente alrededor que nos ama de verdad.

La magia siempre está ahí dentro nuestro así no la veamos. Siempre creamos lo que nos pasa en nuestra vida. La manera de tomar control de la magia, para crear cosas hermosas, arranca siempre desde nuestro amor propio. Si nos amamos y respetamos, nos haremos amar y respetar del mundo a nuestro alrededor y tendremos mucho más y mejor para dar a los que amamos.

Hay 7 grandes aceleradores para manifestar pronto nuestra creación:

1) La fe de verdad, la fe profunda que reconocemos porque nos permite dormir tranquilos sabiendo que todo está en las mejores manos.

2) El perdón, como decía, empezando por el perdón a nosotros mismos, pero siguiendo por el perdón a cualquier tercero que nos haya hecho daño. El perdón es un acto individual y no necesitamos que quien nos hizo daño nos pida perdón para que podamos perdonar. Es una acto fundamental de amor y de respeto con nosotros mismos.

3) La compasión, también en primer lugar con nosotros mismos. No juzgarnos por decisiones equivocadas pues hicimos lo que consideramos la mejor opción y seguro aprendimos. También la compasión con los demás, poder ponernos en sus zapatos, respetarlos.

4) El agradecimiento, es increíble como una rutina tan sencilla como las listas de agradecimientos por todas las bendiciones que tenemos nos puede cambiar la vida.

5) La honestidad y transparencia primero con nosotros mismos y segundo con el mundo que nos rodea. Seamos brutalmente honestos desde el amor, y no desde el ataque. Reconozcamos nuestras verdades interiores y demosles voz.

6) El servicio desinteresado a los demás, ayudarlos a que logren lo que sueñan.

7) La oración o la meditación como regalo a nosotros mismos para conectarnos con la energía del amor que llevamos dentro.

De la misma manera, hay 7 frenos muy grandes que retrasan cualquier creación mágica:

1) El des-amor propio, y ojo, este a veces no es tan fácil de identificar. Les recomiendo hacer un alto y reflexionar qué tanto de verdad nos queremos, que tanto dejamos que los demás nos quieran, qué tanto dejamos que Dios nos quiera…

2) El dudar de nosotros mismos y de nuestras capacidades, dejándonos llevar por la mente que nos manda pensamientos negativos, limitantes, que antes de mover un dedo nos dice que no vamos a ser capaces… A esos pensamientos tenemos el poder de cambiarlos, de darles la vuelta una y otra vez, solo depende de nosotros mismos.

3) El juzgarnos o el estar juzgando a terceros, pues así como los demás nunca podrán saber exactamente porque hicimos lo que hicimos, tampoco nosotros podremos saber nunca porque alguien hizo lo que hizo.

4) El quejarse, cuidado: esto se vuelve un vicio que se contagia y se multiplica, y es totalmente destructivo, nos destruye como individuos y termina minando familias y deprimiendo sociedades.

5) La envidia que viene cuando nos comparamos con otros, olvidándonos que cada uno tiene su camino y que todos los caminos son perfectos en su imperfección.

6) El chisme, otro vicio adictivo y destructivo individual y colectivamente, nada bueno nunca viene de él. Es como las drogas, un falso placer momentáneo que nos va acabando.

7) La mentira, que se arraiga desde la exageración aparentemente inofensiva para hacer un chiste hasta el engaño a uno mismo, en donde a veces terminamos sin saber exactamente que es cierto y que no.

Todo es simple pero nada es fácil. Somos complejos los seres humanos. Pero tampoco nada es imposible. Ser conscientes de quiénes somos y de lo que hacemos es un primer gran paso, y nos da la primera mitad del camino ganado. La otra mitad, la tenemos que recorrer minuto a minuto. Ahí es cuando la magia empieza a aparecer, y entre más avanzamos más nos sorprende. Y cuando empezamos este camino, sacando a nuestro hechicero interior, increíblemente nos volvemos más poderosos. A quienes aún no lo han probado, los invito a hacerlo. En un tiempo me contarán todo lo que han logrado!

Pd. Ya estoy empezando a recolectar historias mágicas de la vida real para irlas contando acá, no dejen de mandarme las suyas!! Mi mal: caroangarita@gmail.com. Abrazos!!

Categorías Uncategorized

1 comentario en “7 aceleradores y 7 frenos para la magia

  1. Clara Iregui de Vallejo agosto 22, 2018 — 5:50 pm

    Holà Carolina, mucho me gusta esta reflexión !
    7 aceleradores y 7 frenos para La Magia!!!
    Todo está dentro!!!
    Mil gracias !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close